Saltar al contenido

Pisos tutelados para mayores, ¿qué son y cómo podemos acceder a ellos?

Los pisos tutelados para mayores vuelven a ser tendencia. La idea de que una persona que está con facultades plenas pero necesita de revisiones y apoyo pueda sentirse arropada es una manera de dar seguridad a los que más queremos. La vida autónoma, aunque se vende como el individuo que puede hacerlo todo por sí solo, cuenta con una serie de peligros que debemos tratar de evitar y es por esto que profesionales del bienestar quedan a disposición de quien haga falta.

¿Qué son los pisos tutelados para mayores?

Podríamos decir que los pisos tutelados para mayores son viviendas agrupadas que prestan servicios comunitarios. Con el fin de dar a nuestros abuelos el bienestar que merecen, profesionales sanitarios y de cuidados sociales hacen un conjunto para que aquellos que solicitaron de la prestación, puedan disfrutarla durante el resto de sus vidas. Con todo cubierto, cualquier persona que sienta limitaciones o se vea atrapado por «el miedo de la vejez» cuenta con esta buena posibilidad.

Con un mantenimiento parcialmente autogestionado, se destinan a un colectivo que está en sus últimos años de vida y quiere poder disfrutar de la misma todo el tiempo que sea posible. Son muchas las familias que lo han solicitado a lo largo de estos años para sus parientes en edad avanzada y a los que por desgracia, no hay nadie que se haga cargo en ese momento. Para aquellos que tienen problemas de acceso a su propia vivienda también tenemos esta opción. ¿La has llegado a valorar alguna vez?

Características de los pisos tutelados para mayores, ¿qué nos vamos a encontrar?

Las viviendas de servicios comunitarios cuentan con una serie de características que las hacen diferentes a cualquier otro modelo que se haya visto en las urbes. Destinadas a personas a las que realmente les hace falta, la idea es poder facilitar los accesos y la vida en general de esos que se encuentran bajo la misma. Registradas con una legislación base en la que todos los usuarios cuenten con iguales facilidades, resulta fundamental conocer algunos de sus puntos generales:

Situadas en suelo urbano

Aunque hay algunos conjuntos que están alejados de la ciudad (existen empresas privadas que ofrecen servicios exclusivos) por lo general una casa tutelada se va a encontrar en la urbe. La idea es que todo esté mucho más cerca y aquellos que se han alojado aquí puedan hacer visitas a sus familiares o que éstos vayan hasta el sitio y vean a la persona. Con todo legalmente registrado, cada vez son más los miembros de tercera edad que vienen hasta aquí.

Acceso a equipamientos y servicios

Los responsables de las casas tuteladas se encargan de todo. Ante personas que tienen cierta limitación física, la idea es contar con servicios y equipamientos de manera rápida y sencilla y esto es precisamente lo que se nos ofrece. Para conocer cuáles son los beneficios que tienes al ingresare aquí es importante que te pongas en contacto con el departamento de atención al cliente o de registro y que desde aquí te digan cuáles son tus garantías respecto a la competencia.

Asistencia personalizada

No todas las personas que ingresan en pisos tutelados para mayores tienen igual necesidad. A razón de esto, la asistencia que se hace de cada uno de los miembros es personalizada y sigue una serie de pautas a fin de que el cliente reciba lo que en ese momento necesita y pueda estar satisfecho consigo mismo las 24 horas del día. Bien comunicadas y con acceso sencillo a una red de transportes públicos, cuentan con todo lo que hace falta para una dinámica mucho más efectiva.

Manutención para los usuarios

En las características de las casas tuteladas hay muchos puntos que debemos tener en cuenta. La manutención base es otro de los detalles que hacen de estos conjuntos el sitio perfecto para una persona mayor que, a pesar de estar en sus plenas facultades, necesita de revisiones periódicas y un apoyo continuo para que la persona se sienta más segura y confortada. Con todas las garantías de una entidad que se ha hecho para el disfrute de los demás, no hay nada que tengamos que temer.

Actividades comunitarias

En las viviendas con servicios de grupo hay un programa de actividades comunitarias que debemos tener en cuenta. Con la idea de que los mayores estén entretenidos y puedan hacer vida social con otras personas como ellos, nos encontramos con excursiones, rutas, salidas o citas en las que ellos entran en contacto con grupos afines. Esto, que se estableció como norma hace años, ha beneficiado a cantidad de gente en las últimas temporadas. ¿Lo conocías tú ya?

¿Cuáles son las ventajas de los pisos tutelados para mayores?

Una vez que hemos visto las características de los pisos tutelados para mayores podremos hacernos una idea mucho más cercana sobre los beneficios que tiene estar en una de ellas. Los ancianos, cuando llegan a una edad en la que ya están faltos de reflejos o no se sienten tan activos como de costumbre, requieren de una supervisión que les ayude con su día a día sin complicaciones. A continuación, para que veas lo útiles que resultan estos conjuntos, te dejamos con una serie de ventajas:

Integración social

Las personas en la tercera edad, aunque hayan disfrutado de vida activa durante muchos años, pueden sentirse parcialmente rechazados por su falta de agilidad o porque ya «no están a la altura» de lo que busca la sociedad de hoy en día. Para aquellos que se encuentran en este tipo de situación y no saben que hacer las viviendas tuteladas pueden ser una solución. Gracias al programa de integración social con el que cuentan resulta mucho más sencillo volver a lo que antes tenían y desarrollar ciertas facultades. ¿Hacemos la prueba?

Aportar nuevas experiencias

Que seamos ancianos no quiere decir que ya no podamos hacer nada más con nuestra vida. La vitalidad que muestran muchos cuando han llegado a jubilarse y saben que tienen todo el tiempo del mundo para hacer cosas es lo que motiva a cambiar de estilo y sentir que hay algo nuevo que podemos descubrir. De esta manera, los programas de integración social no solo nos ayudan con nosotros mismos sino que también pueden abrir otros horizontes que hasta ahora teníamos en barbecho. ¿Te animas?

Acceso a servicios especializados

Los pisos tutelados para mayores cuentan con acceso a todo tipo de servicios que necesitan este conjunto en especial. Atención sanitaria, asesoramiento psicológico y el uso de recurso laborales para la formación y el ocio son cosas que veremos en cualquier programa destinado a este grupo social. Gracias a ellos, en el momento en que se sienta un malestar o pensemos que algo va mal podremos llamar a la persona que está encargada para decirle qué nos pasa y cuál es la solución real al problema.

Acceso a pisos tutelados para mayores, ¿qué documentación tengo que llevar?

Si queremos acceder a los pisos tutelados para mayores estamos en todo nuestro derecho. Los ancianos, en el momento en que requieren de cierto seguimiento, piensan en este tipo de servicios como la alternativa a cualquier otra empresa que ofrezca asistencia médica, social o cualquier otra cosa que les haga falta. A continuación, para los que se están pensando el venir hasta uno de estos conjuntos, os dejamos con todo lo que necesitas a nivel de papeleo:

  • Fotocopia del DNI (también del representante legal en caso de que vengas de parte de otra persona)
  • Certificado de empadronamiento del solicitante
  • Declaración de bienes e ingresos y declaración de la Renta
  • Certificado de pensiones recibidas
  • Informe médico y psicológico del usuario
  • Informe social de la situación familiar (solo en caso de ser necesario)

Para cualquier persona que se encuentre inestable o que tenga algún tipo de limitación, los pisos tutelados para mayores son una alternativa bastante positiva que es bueno tener en cuenta. Son muchos los hombres y mujeres que llegados a una edad se sienten impotentes o al menos piensan en un seguimiento profesional que los saque de apuros. Si tienes a alguien bajo estas circunstancias o eres tú el que busca a manera de estar mejor puedes informarte al completo en la sede autonómica de FEAPS. ¿Vienes?