Saltar al contenido

Diferencias entre demencia y Alzheimer

¿Qué diferencia el Alzhéimer de la Demencia?

La demencia es un término amplio que se refiere a un deterioro en el funcionamiento del cerebro. Puede incluir procesos de pensamiento, juicio, razonamiento, memoria, comunicación y comportamiento.

En este artículo explicaremos la diferencia entre demencia y el alzheimer y describiremos, de forma detallada, las comparaciones entre sus diferentes síntomas.

Diferencias entre la demencia y el Alzheimer


La mayoría de los casos de demencia son causados por la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, otras afecciones también pueden causar demencia, como la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Creutzfeldt-JakobTambién la demencia a menudo se denomina incorrectamente demencia senil, lo que refleja la creencia generalizada pero incorrecta de que un deterioro mental grave es una parte normal del envejecimiento.

Los síntomas de la demencia varían enormemente y pueden incluir factores como problemas de memoria, problemas de comunicación y lenguaje, pérdida de la capacidad para concentrarse y prestar atención, dificultades con el razonamiento y el juicio y problemas con la percepción visual. Sin embargo, diferentes tipos de demencia están asociados con diferentes tipos de daño cerebral.

Esta es la principal diferencia entre la enfermedad de Alzheimer y la demencia. Por eso, cuando a una persona se le diagnostica demencia, se la diagnostica en función de sus síntomas, sin saber realmente qué hay detrás de estos. 

Por su parte, con el Alzheimer se entiende la causa exacta de los síntomas. Además, la enfermedad de Alzheimer no es reversible. Algunos tipos de demencia, como los causados por problemas nutricionales o una interacción farmacológica, pueden revertirse.

¿Qué es una demencia?

La demencia es un síndrome o un grupo de síntomas que ocurren de manera consistente. No es una enfermedad específica. El término demencia se usa para describir un conjunto de síntomas. Pueden incluir pérdida de memoria, dificultad para pensar, resolución de problemas o problemas con el lenguaje.

La demencia es causada por el daño a las células cerebrales, y debido a que el Alzheimer es una enfermedad que destruye el cerebro, es una de las causas más comunes de demencia.

Alzheimer, principal causa de la demencia

La enfermedad de Alzheimer, por las alteraciones cerebrales que conlleva, es la principal causa de demencia, pero no es la única. Otras enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad por cuerpos de Lewy, o alteraciones metabólicas como las producidas por el alcoholismo crónico, también pueden ser causa de una demencia.

Además, se estima que varias de las personas con demencia tienen más de un tipo al mismo tiempo, y la combinación más común es la enfermedad de Alzheimer con demencia vascular.

demencia

¿Cómo se comparan los síntomas de la demencia con los del Alzheimer?

Los principales síntomas de la demencia se dividen en tres grupos diferentes:

  • Dificultades para recordar, pensar y hablar. El paciente resulta olvidadizo, repite preguntas, lucha por recordar palabras y mantener conversaciones, o se muestra desorientado.
  • Dificultades con las actividades cotidianas. Personas con demencia tienen problemas con las rutinas de la vida cotidiana.  A veces terminan por ser poco higiénicos y descuidar su hogar. A veces también se pierden en lugares conocidos.
  • Dificultades emocionales y de comportamiento. Hay una gama amplia de síntomas. Incluyen el resultar apático o antisocial, estar melancólico o ansioso, mostrarse exageradamente desconfiado o incluso agresivo. El paciente puede manifestar inquietud y tener problemas para dormir.
  • Las diferentes causas de la demencia pueden tener síntomas diferentes en las primeras etapas. A medida que las condición progresa. Es más probable que la persona afectada registre toda la gama de síntomas de demencia.
  • Cuando una persona tiene Alzheimer, el primer síntoma notable tiende a ser el de los problemas con la memoria. La persona también podría perder el interés en sus actividades favoritas o sus pasatiempos.
  • A medida que pasa el tiempo, estos problemas empeorarán. La persona se mostrará más confundida y tendrá mayor dificultad en planificar y seguir instrucciones. En las últimas etapas de la enfermedad de Alzheimer, se registran síntomas más graves. Por ejemplo, alucinaciones, niveles altos de agresividad, depresión e incontinencia.

¿Quiénes corren mayor riesgo de padecer Alzheimer y demencia?

Existen algunos factores que pueden afectar la probabilidad de contraer la demencia. El principal riesgo es la edad lo que significa que cuantos más años se cumplen, más probable es que se sufra esta enfermedad. Así, los mayores de 65 tienen riesgo de padecerla, los de 75 tienen aún mayor riesgo y los octogenarios y quienes le siguen son los mas vulnerables. 

Algunos de los factores de riesgo para la demencia pueden prevenirse. Por ejemplo: fumar, tener sobrepeso y no hacer suficiente ejercicio. También se piensa que la dieta pobre podría desempeñar un papel en el desarrollo de la enfermedad.

Existen otras condiciones de salud que aumentan el riesgo de demencia, incluyendo el tener diabetes no controlada, padecer enfermedades del corazón, tener la presión arterial y el colesterol alto –particularmente cuando uno es mayor–, tener la enfermedad de Parkinson, sufrir la hidrocefalia de presión normal, padecer el síndrome de Down y algunas formas de esclerosis múltiple.

La demencia no es congénita, pero hay evidencia de que tener familiares con la condición puede aumentar el riesgo de sufrirla. El Alzheimer tiene un vínculo genético, alguien con un familiar con Alzheimer tendrá un riesgo ligeramente mayor.

diferencias-entre-demencia-alzeimer