Saltar al contenido

Cómo calmar a una persona con demencia senil

abril 11, 2024

La demencia senil es una enfermedad que afecta la memoria, el pensamiento, el comportamiento y la habilidad para realizar tareas cotidianas. Esta enfermedad se caracteriza por una progresiva pérdida de la función cognitiva, provocando cambios en el comportamiento y la personalidad de la persona que la padece.

Los cuidadores de las personas con demencia senil tienen un reto diario para tratar de mantener a la persona afectada tranquila y relajada. En este artículo, explicaremos cómo calmar a una persona con demencia senil, de acuerdo con el conocimiento y la experiencia de organizaciones como la Fundación Española de Cuidadores de Personas Mayores.

Índice de contenidos

7 Mejores Formas de Hacer Feliz a una Persona con Demencia Senil

Las siguientes 7 formas se han demostrado como eficaces para hacer feliz a una persona con demencia senil:

  • Habla con ellos: Conversa con ellos y escúchalos con respeto y paciencia. Mantente en contacto con tu familiar para que se sienta reconfortado.
  • Manténlos activos: Ofréceles actividades estimulantes, como juegos de mesa o de memoria. Esto les ayudará a estimular su cerebro y a mantener su mente activa.
  • Realiza actividades en pareja: Realizar actividades en pareja, como ver una película, bailar, caminar o jugar a un juego, les ayudará a sentirse acompañados y conectados.
  • Escucha música: Escuchar música suave o cantar canciones antiguas es una excelente forma de mejorar el estado de ánimo de la persona con demencia senil.
  • Juegos divertidos: Organiza juegos divertidos como bingo o lotería. Esto no solo les dará una sensación de felicidad, sino también una sensación de logro cuando ganen.
  • Realiza actividades artísticas: Actividades como pintar, modelar con arcilla y dibujar pueden ser excelentes para estimular la creatividad de la persona con demencia senil.
  • Sal a pasear: Salir de casa para dar un paseo por un parque o un jardín les ayudará a sentirse mejor. Esto les ayudará a aclarar la mente y a mantenerse activos al mismo tiempo.

Las personas con demencia senil necesitan sentirse seguras y cuidadas. Estas 7 formas son una excelente manera de hacer feliz a una persona con demencia senil, y ayudarles a sentirse conectados. Para más información acerca de la demencia senil, visita la página de la Clínica Mayo, donde se ofrece información útil para el cuidado de los pacientes con demencia.

Consejos para Manejar la Agresividad del Paciente con Demencia Senil

Consejos para Manejar la Agresividad del Paciente con Demencia Senil.

Los pacientes con demencia senil pueden sufrir agresividad. Esto puede ser difícil de manejar para los familiares y cuidadores. Por ello, a continuación se ofrecen algunos consejos sobre cómo abordar estas situaciones:

  • Trata de comprender: intenta ponerte en el lugar del paciente y comprender que su agresividad puede ser una respuesta a una situación o una sensación desconocida para él.
  • Habla con calma: mantén la calma al hablar con el paciente y trata de calmarlo con tu voz.
  • Explica con claridad: trata de hablarle con palabras sencillas y explicar cuidadosamente lo que quieres decir.
  • Evita los reproches: nunca le reproches a un paciente con demencia senil por su comportamiento. Esto sólo hará que la situación se vuelva más difícil.
  • Distrae al paciente: intenta distraer al paciente con algo que le interese, como una canción, un juego, un paseo, etc.
  • Apártate: si el paciente se vuelve demasiado agresivo, puede ser mejor salir de la habitación para darle al paciente un tiempo para tranquilizarse.
  • Busca ayuda: si la situación se vuelve demasiado difícil de manejar, busca ayuda profesional para manejar la agresividad del paciente con demencia senil.

Para más información, se recomienda leer la guía de la Sociedad Española de Psiquiatría para manejar la agresividad del paciente con demencia senil.

Conclusión

La demencia senil es una enfermedad que afecta la memoria, el lenguaje y la capacidad de pensar de una persona. Calmar a una persona con demencia senil puede ser un desafío, pero hay algunas cosas que se pueden hacer para ayudar. Es importante mantener una actitud calmada y positiva, evitar hablar en un tono alto o irritado, y ofrecer un entorno seguro y estable. Esto puede ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad, así como el comportamiento agresivo y confuso que pueden experimentar las personas con demencia senil.