Saltar al contenido

Cohousing: compartir piso manteniendo la intimidad

diciembre 8, 2023
cohousing compartir piso manteniendo la intimidad

El cohousing como tendencia en alza ahora llega a España. Una gran mayoría de españoles se plantea este modelo de vivienda colaborativa, donde los espacios comunes son el punto clave y sus habitantes participan en la definición del proyecto y en su gestión final.

Pero, ¿qué es el cohousing? Es un modelo de vivienda que surgió en los países del norte de Europa y que ha comenzado a extenderse desde la década de los 80 a otros países. En España ya tenemos varios, algunos de los cuales llevan bastante tiempo y otros están en etapas de desarrollo.

Entre sus ventajas destacan la compañía de personas afines, el entorno social, la sostenibilidad económica y medioambiental y el estar al mando de lo que supone tomar decisiones durante las diferentes etapas del proyecto, desde el diseño inicial hasta su posterior gestión.

Índice de contenidos

¿Qué es el senior cohousing?

El senior cohousing consiste en una comunidad que forman personas mayores que quieren vivir su vejez con vitalidad y autonomía, sin estar solos, en exclusión o en residencias. La oportunidad de diseñar su propia vivienda a medida en esta etapa de la vida junto a sus amigos es, sin duda, una fórmula exitosa experimentada para dar respuesta a las necesidades de un sector cada vez más grande de la población.

Es una tendencia en el resto de Europa y Estados Unidos. Las personas mayores pueden vivir en un hogar independiente, pero también visitar a sus vecinos y disfrutar de áreas comunes como el jardín, comedor o biblioteca.

Origen del modelo de cohousing

A principios de este siglo empezaron los primeros indicios del modelo de cohousing.  En particular, parece ser que en 1999 se dieron los primeros momentos para crear el primer proyecto de covivienda. Fue en la provincia de Tarragona, pero hasta 2001 no se constituyó la sociedad Cooperativa de Viviendas Residenciales La Muralleta. En el 2007 se aprobó el plan urbanístico para empezar a construir en los terrenos adquiridos por la sociedad. En 2008 se comenzaron las obras y en 2012 ya estaban construidas las 16 viviendas de esta comunidad. Pero no es La Muralleta sino Trabensol, en Torremocha del Jarama (Madrid), el gran proyecto de cohousing en España, el referente para muchos otros.

Ambos proyectos tienen en común que son dos modelos de cohousing senior, es decir, que la comunidad de socios que forman la cooperativa son todos jubilados. Uno de los objetivos que hay detrás de estas coviviendas de jubilados es el alcanzar un nuevo hogar en comunidad para así no depender de los hijos y nietos.

¿Cómo funciona?

El sistema cohousing consiste en la formación de cooperativas en régimen de cesión de derecho de uso de la vivienda. Bajo esta modalidad la persona mayor que vive en la vivienda paga una cuota mensual y adquiere el derecho de uso de las zonas comunes, pero la propiedad del inmueble es de la cooperativa. Este derecho de uso puede ser indefinido, transmitido o heredado.

Características de las cooperativas de viviendas para jubilados

Son comunidades de viviendas independientes en las que viven personas mayores y donde priman las zonas y servicios comunes. Entre estos servicios el más importante es el de enfermería las 24 horas. Es en este punto donde existe una gran diferencia con respecto a una residencia de la tercera edad.

En definitiva, se trata de un modelo habitacional que permite al usuario adquirir una vivienda de unos 60 metros cuadrados, equipada, con baño, cocina y un par de habitaciones en una urbanización con servicios comunes: limpieza, una cocina común, además de la de cada casa, zonas de ocio como sala de cine, portero y servicio de enfermería las 24 horas.

Objetivos del cohousing

Objetivos del cohousing

Uno de los objetivos más importantes del cohousing es focalizarse sobre todo en el colectivo de las personas mayores para permitirles ser totalmente autónomos, ya que son los mayores problemas a los que se enfrentan en la vejez.

Además, les permite vivir de manera comunitaria pero con vivienda independiente, complementada por áreas comunes donde pueden compartir comedores, zonas de ocio, salas de cine y servicios como, por ejemplo, enfermería las 24 horas, limpieza, lavandería o peluquería, entre otros.

También les permite sortear la soledad y sentirse parte de una comunidad con la que comparten inquietudes, intereses y necesidades.

Beneficios e inconvenientes del cohousing

Entre los beneficios del cohousing se encuentran:

  • El cohousing es bueno para la salud.
  • Evita la soledadque es muy habitual entre las personas de la tercera edad. Numerosos estudios han relacionado la soledad con la muerte prematura y con problemas de salud como presión arterial elevada y un peor rendimiento cognitivo. La soledad es un problema muy común entre los mayores. Estudios desarrollados aseguran que las personas mayores que viven solas tienen el doble de posibilidades de desarrollar demencia.
  • Permite a los mayores contar con una red social activa así como un menor riesgo de deterioro cognitivo.
  • Ayuda a desarrollar relaciones afectivas y a construir comunidad, sobre todo en casos de personas que no tienen familia o pareja.
  • Es mucho más seguro que vivir solo, porque la comunidad está al pendiente de ellos.

Entre algunos inconvenientes, podemos nombrar:

  • Estas comunidades no ofrecen el mismo nivel de cuidados que una residencia.
  • El aspecto comunitario significa que los residentes pueden obtener ayuda de sus vecinos para necesidades pequeñas, pero la atención no es la misma que en un sitio especializado de cuidados.
  • Puede ser difícil encontrar este tipo de comunidades, ya que crear este modelo de viviendas requiere tiempo, esfuerzo y dinero.

Existen alternativas similares, aunque con un mayor control hacia los residentes, como son las viviendas tuteladas, de los que el mejor ejemplo son los apartamentos Vitamagna, en Sabadell. En este caso cada anciano o pareja simplemente alquila la vivienda de su elección y, con ella, tiene acceso a un variado abanico de servicios, entre los que por supuesto se encuentra la atención médica, pero manteniendo toda la libertad e independencia que caracteriza a  esta opción de vida.

Precio del cohousing

El precio de un lugar como estos dependerá de varios aspectos:

Construcción de las viviendas

Depende, sobre todo, del tipo de viviendas que se requieran o necesiten (tamaño, viviendas unifamiliares, multifamiliares, etc.), del número de personas (a mayor número, mejores economías de escala), de los servicios que desean los propios vecinos de la cooperativa, y de si la cooperativa tiene que comprar el suelo o, por el contrario, edificará las viviendas sobre un suelo cedido temporalmente por un ayuntamiento.

Por ejemplo: en un proyecto de 50 viviendas de 60 metros cuadrados cada una con un presupuesto total de construcción y urbanización de 3,6 millones de euros realizado sobre un suelo cedido por el ayuntamiento, el coste para cada cooperativista podría ascender a una cantidad de 72.000 euros.

Servicios

Los servicios de los que disfrutarán las personas mayores miembros de la cooperativa serán los que elijan ellos mismos. Se puede partir de unos servicios básicos que incluyen limpieza, lavandería, recepción, monitor/es para actividades sociales, deportivas, de ocio y culturales y asistencia básica las 24 horas.  

También permite integrar actividades preventivas de salud y garantizar la posibilidad de gestionar una primera asistencia personal en cualquier caso de urgencia. Así, la cuota mensual a pagar por cada vecino puede ascender a una cifra de 400 o 500 euros, aproximadamente.

El coste mensual

Un ejemplo sería el siguiente:

  • Préstamo hipotecario: 230 euros.
  • Derecho de superficie de suelo: 12 euros.
  • Gastos básicos de mantenimiento: 75 euros.
  • Servicios cohousing básicos: 400 euros.
  • Fondo de reserva: 150 euros.

Esto nos da como resultado el pago de un total de coste mensual aproximado de 880 euros.

¿Por qué son más asequibles que una residencia?

¿Por qué son más asequibles que una residencia?

Porque una de las ventajas económicas de poner todos los gastos en común es que se eliminan intermediarios, se contratan suministros a gran escala y, en un solo contrato, se aplican criterios de ahorro en el consumo y de amortización de energías renovables a medio plazo.

También porque influye mucho en la calidad de vida de los nuevos jubilados que quieren evitarse un futuro en soledad, ser una carga para la familia o estar aparcados en una residencia de ancianos y que tienen interés en rodearse de personas afines y en hacer actividades.

Además, se presenta como una forma de organización que permite disfrutar de la vejez, promoviendo una forma de vida saludable y activa y supone un modo de envejecer sin depender de nadie, compartiendo con otros la jubilación y generando dinámicas de ayuda mutua.

¿Cómo influye el cohousing en el envejecimiento?

El modelo de cohousing ataca directamente a las tres plagas identificadas como parte del envejecimiento: soledad, aburrimiento e impotencia. Anticipar tanto las posibles consecuencias de esos declives como las oportunidades que presentan los factores psicológicos y sociales presentes en la vejez puede ser clave para un buen envejecimiento, pues permitirá considerar medidas, de selección, compensación y optimización.

El cohousing ofrece la oportunidad de tomar medidas en comunidad frente al proceso de envejecimiento y sus consecuencias. Apoya un entorno capacitante de estimulación y apoyo para la compensación en el envejecimiento. Un entorno de bienestar y calidad de vida para las personas mayores.

El cohousing en España

En la actualidad, en España existen más de 30 centros dedicados a la promoción del cohousing, aunque solo un tercio está en pleno funcionamiento. Los residentes de estos espacios compartidos rechazan lo que se ha previsto para ellos, negando acudir a una residencia, depender de los hijos o envejecer en su propia casa en soledad.

También existen varios colectivos que promueven esta iniciativa. Uno de ellos es Cover, en Maeztu (Álava) donde ayudan a familias a impulsar las viviendas colaborativas a través del uso no especulativo de las casas, sino hacer una gestión cooperativa.